¿Sabemos comunicarnos en las empresas?

La comunicación es cada vez más importante en nuestra vida diaria. Vivimos en un mundo donde todo lo que nos rodea se comunica. Cada reacción que tenemos, cada facción que tenemos, cada acción que tomamos se comunica

gente hablandoLa comunicación es cada vez más importante en nuestra vida diaria. Vivimos en un mundo donde todo lo que nos rodea se comunica. Cada reacción que tenemos, cada facción que tenemos, cada acción que tomamos se comunica. Además, la forma en que nos comunicamos con los demás también está experimentando cambios fundamentales. Para la empresa, esto no es diferente en absoluto. La comunicación corporativa es una serie de operaciones de comunicación que realiza la empresa para interactuar con los diferentes agentes que la rodean. Estos agentes pueden ser internos o externos, es decir, pueden ser los propios trabajadores, a través de proveedores o accionistas, y los medios de comunicación. Por tanto, comunicarse de forma correcta y eficaz se ha convertido en un paso básico que no todas las empresas pueden realizar.
Para lograr los resultados correctamente, la integración de la estrategia de comunicación de la empresa en la empresa debe ser el objetivo principal y uno de los principales objetivos. Dicha estrategia de comunicación debe ser coherente con los valores de la empresa para que sea posible su integración e implementación integral en todos los niveles de la empresa.
También es fundamental contar con el apoyo total de la alta dirección. En este caso, el director de imagen o comunicación de Dircom ingresó al campo de la competencia, y su principal tarea fue llevar a cabo esta integración. Por ello, su posición en el organigrama empresarial debe depender directamente del director general de la empresa. Gracias a la correcta implementación de esta estrategia, podremos posicionar y difundir el valor e imagen de nuestra empresa en el mercado de una manera más competitiva.
Ante las preguntas que muchas personas se hacen a menudo, ¿es la comunicación la clave del éxito? No, la comunicación no es la clave del éxito, pero sin duda ayuda a lograrlo. Saber comunicar nuestras ideas, nuestros productos o servicios, o cómo afrontar situaciones de crisis a nivel comunicativo es muy importante para ponerse en la mente de los consumidores de una forma que no puedan olvidar. Si podemos hacer la máxima prioridad, entonces habremos dado uno de los pasos más importantes y difíciles que enfrentan todas las empresas en la actualidad, desde las grandes multinacionales hasta las pequeñas empresas.
Por tanto, podemos decir que la comunicación afecta nuestra imagen, y nuestra imagen afecta directamente al resultado. Una mala imagen o hechos sutiles comunicados de forma incorrecta pueden destruir por completo la imagen de marca, haciendo que nos lleve mucho tiempo posicionarnos.
Por tanto, la comunicación empresarial debe reflejar la estrategia implementada por la empresa. Se puede traducir perfectamente en nuestra marca personal. Toda nuestra comunicación interna, expresiones faciales, gestos o la forma en que nos vestimos son más importantes de lo que solemos pensar. Resulta que la primera impresión que los demás tengan de ti determinará el 75% de las opiniones que se forme esa persona. En un mundo tan competitivo, es necesario saber aportar valor diferenciado a nivel empresarial e individual para atraer nuestra marca.

Tips para una comunicación efectiva en el entorno laboral

  • La comunicación debe ser clara, por eso, no importa a quién se le pregunte, debe poder acceder al idioma y al método de transmisión utilizado. El mensaje debe transmitirse de forma clara, específica y coherente. La información debe ser estrictamente necesaria y lo más concisa posible, porque demasiada información puede conducir a ineficiencias.
  • El conocimiento de la audiencia. Después de conocer a su audiencia, asegúrese de que su mensaje satisfaga sus necesidades y use el lenguaje que se adapte a la persona a la que se dirige. También es muy importante que nuestros compañeros comprendan las tareas de los demás, para que comprendamos mejor cómo enfrentarnos cara a cara con los compañeros y evitar hacer solicitudes que no deberían hacerse.
  • Ponte en el lugar de otra persona. Muestre empatía al orador. Comprende por qué tu interlocutor se comunica o se comporta de determinada manera. Pregúntese, ¿Cómo me sentiría si estuviera usando sus zapatos? Identificarse con los demás ayuda a superar los obstáculos que pueden surgir en la comunicación.
  • Escuche y haga preguntas. La comunicación es uno de los aspectos que más se pasan por alto. La escucha efectiva puede ayudarlo a aprender más sobre su audiencia, cómo presentar su mensaje y cómo responder a su mensaje. Trate de no interrumpir ni controlar la conversación y permita que los comentarios y opiniones se diversifiquen.
  • No cambie de tema de inmediato.
  • Mire a la persona que está hablando y a la persona con la que estamos hablando. Usa tres palabras mágicas. ¿Que son estas palabras? Por favor, gracias, lo siento. Su uso siempre ha facilitado la comunicación y mejorado nuestra relación en el entorno laboral.
  • Prepare su argumento. En el momento de la comunicación, buscó argumentos contundentes, utilizó la creatividad y preparó un discurso coherente y sólido. La clave para lograr este objetivo es confiar en ti mismo, brindar seguridad y crear un entorno ideal para presentar tus sugerencias.
  • Encuentre el momento adecuado para comunicarse. Los malos momentos pueden arruinar todos nuestros planes, y rastrear la situación será mucho más complicado que simplemente esperar el momento adecuado.
  • No temas que tu interlocutor sea agresivo y no te asuste. Debe saber distinguir entre temas de discusión y batallas. Si notamos que la situación se ha vuelto tensa o incluso radical, lo mejor es mantener la distancia con nosotros mismos, esperar a que llegue la calma y luego volver a plantear la situación.
  • No envíe notas, correos electrónicos, etc. Cuando estás enojado. En el caso de la ira, la conversación cara a cara es importante porque evita malentendidos del mensaje. Siempre es útil contar hasta diez, respirar profundamente y preparar su argumento. Además, de esta forma, podemos medir mejor las palabras y evitar el enfrentamiento.
  • Cuando ocurra un problema, evite usar una excusa para defenderse. Si se equivoca, debe admitirlo y disculparse. Busque una solución que evite perder el tiempo poniendo excusas o culpando a los demás.
  • Mantén una buena imagen. No solo en estética, sino también en el tratamiento de algunos detalles en la relación con los demás, debemos mantener siempre una buena imagen. Sea agradable, amigable y cooperativo, pero no exagere, porque le dará a la gente un sentimiento falso.
  • Asegúrese de que su comunicación verbal y no verbal sea coherente. Su cuerpo, sus expresiones físicas deben reforzar su mensaje, no contradecirlo.
  • Solo juzgue el contenido, no el interlocutor.

Mejorar habilidades

La clave para lograr la mejor comunicación interna es ejecutar un plan estratégico adecuado y establecer un buen plan de comunicación interna, independientemente de las redundancias. El plan debe incluir las actividades necesarias para mantener buenas relaciones y estrategias y tácticas relacionadas con la comunicación interna de la empresa, así como las metas a alcanzar a través del plan. Hay varios aspectos importantes a considerar al hacer un plan:

  • Consulta la situación inicial de la empresa.
  • No propongas acciones sin llegar a un consenso.
  • Realizar acciones de manera efectiva y mantener el control para monitorearlas.
  • Realizar actividades grupales (desayunos, reuniones, encuentros, visitas, etc.).
  • Presta atención a los movimientos de entrenamiento.
  • Organizar cursos de coaching, seminarios, cursos, etc.
  • Tomar medidas (investigación, diagnóstico, etc.)
  • Requisito previo para el uso: comunicación “de ida y vuelta”.

Debe considerar el equipo de personal de la empresa, porque es la principal herramienta para mejorar la competitividad. La comunicación en este equipo es fundamental para que los miembros del equipo participen y se den cuenta de que son parte de la organización, solo así se puede mejorar el futuro de la empresa. El control laboral del sistema de recursos humanos favorece la comunicación dentro de la empresa. Con él, la empresa no solo contará con un sistema de registro de tiempos para el cumplimiento de las obligaciones legales, sino también una poderosa herramienta para gestionar vacaciones, vacaciones o eventos dentro de la empresa.
Quakki te ayuda a mejorar la comunicación en tu empresa.

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios